El Dream Team de un Escape Room

El Dream Team de un Escape Room

Hay dos tipos de personas: las que se dejan liar para hacer un Escape Room y las que se encargan de liar a los demás. Este artículo se propone ser una guía para ayudar las segundas a elegir al mejor equipo posible.

Cuando pensamos en nuestr@s amig@s y en sus habilidades como escapistas tendemos a centrarnos en la capacidad de análisis y resolución de problemas. Sin embargo, en un contexto tan particular como una sala de escape, con tantas cosas que hacer en un tiempo que se hace muy corto, hay muchas otras aptitudes y actitudes a tener en cuenta, como la comunicación, la cooperación y la tolerancia a la presión. De hecho, me atrevería a decir que “no conoces a una persona hasta que haces un Escape Room con ella”.

Gente a la que quieres en tu equipo

Un buen equipo es sobre todo variado y las personas no cumplimos un solo papel a la vez a la hora de jugar, así que lo ideal es formar un equipo en el que se den todos estos roles:

  • La organizadora: esa persona que siempre sabe distinguir lo que forma parte del juego y lo que no, lo que se ha usado y lo que está pendiente, los objetivos a cumplir y la forma de llegar a ellos… con ella no hay puntos muertos ni se pierde tiempo.
  • El comunicador: aquél que se encarga de que todo el equipo reciba la información útil, hará que menos cosas sean pasadas por alto y que personas trabajando en distintas pruebas puedan ver más claramente la conexión entre ellas.
  • La exploradora: buscará en todos los recovecos –siempre dentro de las normas- de forma que ninguna pieza del puzzle quede por descubrir.
  • El lógico: aquél que entiende las relaciones entre las distintas piezas y suelen dar con la solución de los problemas. Todo equipo necesita al menos a uno de estos.
  • La motivada: alguien que quizás no destaque en superar pruebas concretas pero cuya energía y alegría son tan contagiosas que mejorarán la experiencia de todo el equipo.
  • El creativo: gente que va más allá de las respuestas fáciles y obvias, aportará una lluvia de ideas para solucionar cada prueba y más veces de las que nos pensamos dará con la correcta.

Gente con la que mejor hacer otra cosa

Se dice que los Escape Rooms son para todo el mundo, y cierto es que tienen el potencial de serlo, pero cuando formes tu equipo mejor intenta dejar fuera a estos personajes:

  • El gruñón: cualquiera diría que lo llevan contra su voluntad, no tienen ninguna intención de divertirse ni de dejar divertirse a los demás. Si tenéis a uno de estos en vuestro equipo, ¡corred insensatos!
  • La acaparadora: la típica persona a la que le pueden las ansias y quiere hacerlo todo, te quita las cosas de las manos y se niega a probar las ideas de los demás hasta que haya agotado las suyas. El 5% de las veces esta actitud ayuda a escapar.
  • El susceptible: ese al que no se le puede decir que está haciendo algo mal y al que hay que estar haciendo caso todo el rato, si no se enfada y no respira. Cansino.
  • La destroyer: es de las que cree que no hay mejor sitio para esconder una pista que debajo del parquet o dentro de un enchufe. Las normas no son para ella y básicamente se dedica a desmontar la sala entera para desgracia tanto de quienes están dentro como de quienes están fuera.
  • El florero: ni ayuda ni molesta ni hace nada. Podría estar alimentando a los patos del parque pero está ahí, viendo jugar a los demás. Si ves a alguien así, anímale a hacer algo, aunque sea volver a poner las cosas en su sitio 😉
  • La rebuscada: cualquier solución es demasiado simple y ve puzzles y pistas donde no los hay. Alguna vez acertará, pero por lo general hará perder tiempo y energía al equipo.
  • El orgulloso: él va a encontrar la solución cueste lo que cueste, así que no querrá aceptar ayuda ni mucho menos pedir pistas. Lo malo es que el tiempo corre y como se atasque en una prueba, ahí se va a quedar, y con él todo el equipo.

Ahora que ya tienes el equipo perfecto, ¿por qué no ponerlo a prueba en nuestra sala Wild West Quest? Usa el código DREAMTEAM y recibirás un 10% de descuento por la ilusión que nos hace que hayas leído hasta aquí 😀

¡Hasta pronto!

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *